Consultas habituales

¿Por qué se han de utilizar adhesivos especiales para alicatar sobre soportes en base de yeso?

Porque existe una incompatibilidad del cemento con el yeso que se traduce en la formación de una sal expansiva que puede provocar el desprendimiento del revestimiento cerámico, en el caso de que las tensiones internas asociadas  a este aumento de volumen superen la resistencia a tracción del material. Es por ello que existen adhesivos especialmente formulados (Beyem Fir Yeso) para inhibir la reacción  que da lugar a estas sales expansivas. Otra opción es utilizar imprimaciones especiales que impidan que el adhesivo cementoso y el yeso estén en contacto directamente y utilizar el mortero cola adecuado.

En algunas ocasiones, cuándo se arranca una pieza de gres porcelánico que ha sido encolada con Beyem Súper o Beyem Porcelánico, la pieza sale con su dorso limpio. ¿Significa esto que no estaba bien adherida?

No. Los adhesivos formulados para encolar  Gres Porcelánico potencian la adherencia química, ya que este tipo de revestimiento cerámico posee muy poca absorción.  Este tipo de adherencia no es por penetración del mortero en los poros de la pieza, sino que es una adherencia superficial.

Por este motivo,   la pieza puede salir limpia, ya que no tiene poros por los que pueda penetrar el mortero, pero el agarre es el adecuado gracias a la adherencia química que proporcionan las resinas que incorpora el adhesivo.

En cualquier caso, lo importante es el valor numérico de adherencia a tracción.

¿Por qué se desaconseja el uso de hormigonera para amasar morteros especiales?

Porque el uso de hormigonera no permite obtener la consistencia  y reología necesaria para aplicar determinados morteros, como el mortero monocapa, ya que su velocidad de mezclado es muy baja.  De igual modo, no deben utilizarse mezcladores con velocidad superior a 400 r.p.m ya que se puede incluir una proporción de aire ocluido muy elevada en el producto.

¿Por qué, en determinadas ocasiones, aparecen manchas blancas después de aplicar el mortero monocapa?

Estas manchas se denominan carbonataciones o eflorescencias cálcicas. Se producen normalmente cuando la aplicación se realiza en tiempo muy húmedo y frío, normalmente a temperaturas inferiores a 5ºC. y humedad ambiental superior al 70%.  Se deben a que en estas condiciones, parte de la cal que se libera durante el fraguado del cemento tiene tiempo de disolverse en el agua de amasado y migrar hacia la superficie del revestimiento, donde se carbonata, en lugar de producirse esta reacción totalmente en el interior del mortero. En ocasiones estas eflorescencias pueden tener su origen en las sales solubles que contiene el soporte.

Para evitar estas manchas blanquecinas, se recomienda no aplicar el mortero monocapa a temperaturas inferiores a 5 ºC. si se prevén lluvias o heladas en las 24 horas siguientes a la aplicación,  en zonas con humedad capilar y sobre soportes húmedos o saturados de agua en invierno. Así mismo, se recomienda proteger la fachada de la lluvia con lonas, durante la aplicación, fraguado y endurecimiento del mortero.

Las carbonataciones pueden eliminarse, normalmente, lavando la zona afectada con una disolución de ácido clorhídrico en agua al 10%. El lavado así realizado puede provocar un ligero cambio de color del mortero monocapa, por lo que se aconseja lavar la mayor superficie de paramento posible.

¿Por qué no se puede aplicar un mortero industrial por debajo de 5ºC. ni por encima de 30ºC.?

La temperatura de aplicación de los morteros es un factor muy importante a tener en cuenta.

No podemos aplicar por debajo de 5ºC. porque  pueden formarse cristales de hielo en el agua del mortero, lo cual evitaría el correcto aporte de agua al mortero produciéndose un fraguado incorrecto del cemento.  Además, a estas temperaturas, el fraguado del cemento se ralentiza, lo que se traduce en una merma de las resistencias finales del mortero.

No podemos aplicar por encima de 30ºC. porque a estas temperaturas se produce la evaporación del agua del mortero por el ambiente que le rodea y por succión excesiva sobre el soporte en el que se aplica. El mortero no reúne el agua necesaria para el correcto desarrollo de sus resistencias mecánicas, quedando disgregado y sin fuerza.

¿Es conveniente con tiempo caluroso mojar con agua los ladrillos antes de proceder a levantar el muro o tabique?

Sí, ya que en condiciones de altas temperaturas y/o viento seco los ladrillos pueden ejercer sobre el mortero de albañilería una succión excesiva lo que provocaría una desecación prematura del mismo por la pérdida del agua retenida en su seno, lo que como consecuencia, induce a una disminución de la adherencia y de las resistencias mecánicas finales de la fábrica. Es recomendable la humectación de los ladrillos sin llegar a la colmatación de los poros de éstos, por lo que se prefiere el mojado por aspersión a la inmersión. En este segundo caso, habría que dejar secar los ladrillos convenientemente antes de proceder a su colocación de manera inmediata.